cargando

Las mejores fotos de la final de la Champions League

Bayern Munich y Borussia Dortmund se disputan la gloria europea en Wembley

MÁS POR MÁS

25 de Mayo 2013
El estadio de Wembley recibió por séptima ocasión la final de la Champions League. (FOTO: AFP)
El trofeo de la Champions League se exhibió antes del partido. (FOTO: AFP)
La canciller alemana Angela Merkel estuvo presente en Wembley. (FOTO: AFP)
La afición del Borussia Dortmund no dejó de apoyar a su equipo. (FOTO: AFP)
Los seguidores del Bayern Munich se dejaron sentir en la primera final alemana. (FOTO: AFP)
Cada balón, por tierra o aire, fue peleado con intensidad. (FOTO: AFP)
Franck Ribéry estuvo muy activo a pesar de la dura marca de la defensa del Dortmund. (FOTO: AFP)
El polaco Robert Lewandowski estuvo cerca de abrir el marcador, pero Neuer se lo evitó. (FOTO: AFP)
1-0. El croata Mario Mandzukic adelantó al Bayern en el minuto 60. (FOTO: AFP)
Mandzukic festeja el tanto que abrió el marcador. (FOTO: AFP)
Arjen Robben festeja con su compañero la anotación. (FOTO: AFP)
1-1. Ocho minutos después, el Borussia logró el empate gracias a un gol de penal del turco Ilkay Gundogan (68). (FOTO: AFP)
Festejo del Borussia Dortmund tras el empate de Gudogan luego de una falta dentro del área del defensa brasileño Dante.
Cuando todos pensaban que el partido se iba a los tiempos extra, Robben marcó el 2-1. (FOTO: AFP)
Arjen Robben corre para festejar el gol de la victoria al minuto 43. (FOTO: AFP)
Tras el silbatazo final, los jugadores del Bayern alzaron los brazos al cielo. (FOTO: AFP)
Las dos caras, la de la derrota y la de la victoria. (FOTO: AFP)
Jugadores y cuerpo técnico del Dortmund aplaudieron a sus rivales. (FOTO: AFP)
La ansiada 'Orejona' es levantada por el capitán Philipp Lahm. (FOTO: AFP)
Arjen Robben y Franck Ribéry celebran la victoria. (FOTO: AFP)

Bayern Munich se impuso al Borussia Dortmund en la primera final alemana en la historia de la Liga de Campeones gracias a un gol del holandés Arjen Robben a falta de 2 minutos para la conclusión de un duelo brillante que parecía destinado a la prórroga (1-2).

Tras perder la final del año pasado y la de 2010, el conjunto bávaro conquistó por fin en Londres la quinta Copa de Europa para sus vitrinas, un título que cierra con honores el ciclo de Jupp Heynckes al mando del Bayern antes de que el español Pep Guardiola tome las riendas la próxima temporada.

Era la séptima ocasión en la historia en la que la batalla final por el máximo título europeo se libraba en Wembley, testigo en esta ocasión de un choque entre dos equipos que se conocen bien.